Complementos flamencos: los toques de la perfección

Trajes de flamenca: viva representación de la cultura andaluza
16 marzo, 2018
Las faldas flamencas se reinventan
12 abril, 2018
Show all

Complementos flamencos: los toques de la perfección

¿Qué es un complemento? La definición exacta de la palabra indica que es aquello que, aunque no es estrictamente necesario, proporciona algo a una cosa para que sea mejor e incluso más agradable.

Con los complementos flamencos podemos muy bien copiar este significado, pero hay que agregarle algo: sí son inevitables, requeridos, inexcusables y obligatorios para que el traje de flamenca esté completo.

Se trata de un ensamble en el que no puede faltar ninguna pieza: ropa, calzado y complementos. De lo contrario, se siente incompleto y luce imperfecto.

Elementos indispensables

Al igual que los trajes, los complementos flamencos han variado en cuanto al diseño, aunque se mantengan los elementos básicos: peineta, pendientes, broches, flores, abanico y el mantón.

Mantoncillo de flamenca. Es una  de las piezas más clásicas y distintiva del outfit. Con flores o esquinas bordadas, con lirios, lisos y con flecos, y elaborados tradicionalmente en seda, los mantones de Manila -como también se les conoce- son un símbolo para las bailaoras y un elemento necesario en la indumentaria tradicional.

Flores de flamenca. Grandes o pequeñas, de colores vivos o también un poco más discretos, solas o en ramilletes,  las flores sirven para adornar el cabello de tantas maneras como sea posible, siguiendo las tendencias de la temporada.

Broches de flamenca. Son adornos con gran variedad de diseños, colores y tamaños, que cumplen un objetivo específico en el traje de flamenca: sujetar los mantones o mantoncillos. Los broches o alfileres ornamentales también son accesorios indispensables en la moda flamenca.

Pendientes de flamenca. Se les conocen también como pendientes de sevillanas o pendientes de gitana y son un elemento básico para completar la vestimenta tradicional flamenca. Los modelos son infinitos y cambiantes, atendiendo a las tendencias de cada temporada. Son el complemento perfecto para resaltar la belleza de la mujer y no, nunca pueden faltar.

Peineta de flamenca. Otra pieza icónica y representativa de la cultura española alrededor de todo el mundo, la peineta, ya sea con o sin mantilla, es parte del peinado de flamenca desde finales del siglo 18. Su uso es habitual es en ceremonias y fiestas tradicionales.

 

Vístete de flamenca

Entonces, para vestirse de flamenca hace falta un traje, clásico o un poco más atrevido, puede ser un vestido o una falda y una blusa, dependiendo del gusto de quien lo lleve puesto.

A este traje se le agrega un mantón que va del cuello y cogido al traje justo a la altura del ombligo o recogido en el escote. Para sujetarlo hace falta uno o dos broches.

Para un toque más moderno y para agregarle mayor movimiento al traje, también están los flecos flamencos, que pueden sustituir el mantoncillo, aunque este también los lleva.

Un must son las flores. Las grandes se colocan tradicionalmente centradas en la cabeza, dejando ver un poco la raíz del cabello; las pequeñas las puedes llevar de lado, cerca de la oreja. El peinado es recogido con una coleta baja y por supuesto, con las famosas peinetas con o sin mantilla.

Los pendientes suelen ser grandes y vistosos. El calzado es el clásico de flamenco, ese de tacón ancho que completa a la perfección el estilismo, junto con un abanico y quizá collares, gargantillas y pulseras.

Complementos flamencos para ti

Lo mejor, lo más elegante y exclusivo, lo más vistoso de la moda flamenca lo tiene Rosario Rodríguez, una sevillana que dedica cuerpo y alma a cada una de sus colecciones.

Visita el sitio web y encontrarás preciosas faldas flamencas, impecables blusas flamencas y variedad de complementos flamencos que complementan de manera perfecta todo el outfit. Nada se le escapa a Rosario Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *